Coaching The World

Entrenamiento individual y específico

Comparte este articulo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

En la actualidad el acceso fácil a todo tipo de información, hace que se nos dificulte filtrar o seleccionar lo que es correcto implementar o lo que es realmente verdadero.

Vemos constantemente diferentes propuestas de métodos de entrenamiento para mejorar las distintas capacidades físicas, presentándose como la MEJOR Y ÚNICA OPCIÓN válida para todo tipo de personas y objetivos.

Frente a todo ello, deberíamos preguntarnos

  • Qué dice la ciencia al respecto ?
  • Cuál es el volumen, intensidad, carga o recuperación en cada sesión de trabajo?
  • Se respetan las pautas necesarias para prevenir lesiones?
  • Todos los métodos anteriores, ya no sirven?
  • El trabajo va en correlación con los objetivos?

Como primer punto a tener en cuenta, deberíamos respetar la INDIVIDUALIDAD, teniendo como parámetro fundamental LA EVALUACIÓN. Con esto nos referimos a poder conseguir la mayor información posible del deportista, partiendo de la historia clínica para determinar patologías, lesiones, cirugías, etc., como también el estado emocional, historial deportivo, expectativas con respecto a la actividad y por supuesto testear las diferentes cualidades físicas.

Una vez obtenida la información, realizar la planificación y registrar la respuesta a lo propuesto

Dentro de la estrategia que establezcamos deberíamos tener en cuenta las características de la población o grupo en el que se encuentra el sujeto. No se puede abordar de la misma manera el entrenamiento a niños, adolescentes o adultos, hombres o mujeres, sedentarios o deportistas. De la misma manera, también influye el ámbito socio económico y cultural.

Cada grupo tiene diferentes particularidades desde lo fisiológico, psicológico y pedagógico.

El segundo punto a destacar es la importancia del trabajo ESPECÍFICO en cuanto a objetivos orientados a la salud, el tipo de deporte, rehabilitación, etc.

Vemos con demasiada frecuencia como propuestas de sesiones de entrenamiento buscan ejercicios nuevos o creativos, pero no respetan la realidad del deporte y lo que es más grave no consideran el gesto técnico específico del deporte en cuestión y hasta se refuerza el error.

Resumiendo, es importante considerar ciertos parámetros generales, que nos facilitarán alcanzar los objetivos:

1) EVALUACIÓN: obtener la mayor información para tener un perfil del deportista lo más exacto posible.

2) PLANIFICACIÓN: trabajar con objetivos claros y alcanzables, además de una adecuada distribución de cargas.

3) CONOCIMIENTO: de las cualidades físicas que se están trabajando, respetando volumen, intensidades, recuperaciones, densidad, etc.

4) INDIVIDUALIDAD: ver al individuo como un TODO. El rendimiento del deportista se ve directamente influenciado por su fisiología, psicología, nivel técnico y condición física, ya que actúan en sinergia.

5) REVISION PERIÓDICA: regularmente revisar objetivos y plan de trabajo, ya que la realidad del entrenamiento es cambiante y dinámica por la influencia de múltiples factores.

Cada método de entrenamiento tiene factores fuertes y otros no tanto, pero está en manos del profesional discernir el mas conveniente para cada individuo y en cada momento.

Por Jorge Rodríguez Lorenzo

Explora mas artículos

Como elegir los botines adecuados

El calzado deportivo es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de practicar este deporte. Un calzado inadecuado podría